Consejos para manejar un berrinche

Encuentra 5 consejos para manejar un berrinche

Hay distintas maneras de controlar los malos comportamientos de las niñas y niños. Sin embargo, partamos de una base y es que el maltrato no debe ser una de esas maneras.

Ahora entendiendo eso, el berrinche de una niña o niño se debe manejar de acuerdo a su edad y a la etapa de desarrollo de su vida.

Nunca será lo mismo manejar un berrinche de un niño de 2 años al de un niño de 7 años. Sus objetivos y causas son muy distintos y por lo tanto debes entender muy bien ambos puntos antes de actuar.

Desde la fundación Niños de los Andes te compartimos algunas estrategias que pueden servirte para que controles estos malos comportamientos de una manera asertiva.

Recuerda que puedes seguirnos en nuestro Instagram y Facebook

  1. Mantén la calma. Si, es más fácil decirlo que hacerlo. Sin embargo, piensa que en algunos casos los objetivos inconscientes de los niños son sacarte de quicio. Si esto sucede, estarían logrando este objetivo negativo. Así que respira, cuenta hasta 10, y piensa en las alegrías que el niño te ha regalado y cuando estés en calma, toma una acción.
  2. Deja que el niño o la niña se desahogue. Si, a veces pasamos el ridículo en público, pero el gritarle o regañarle solo hará que esta conducta crezca cada vez más. Deja que se desahogue, que exprese sus emociones. Ayúdale en ese proceso.
  3. No cedas a su petición. Ahora, el escuchar no significa ceder a todo lo que los niños quieren. Tienes que de una manera comprensiva pero firme hablar con los niños y hacerles entender que no es la manera de pedir las cosas. De igual manera, si piden algo que no es coherente, intenta hacérselo saber con ejemplos e historias que vayan acorde a su edad
  4. Habla con tranquilidad. Muy ligado al primer punto, pero tienes que hablarle con calma. Tienes que transmitir paz, calma y sabiduría con tu tono de voz
  5. Recuerda que los amas. Nunca olvides que decir “NO” también es un gesto de amor. Aunque te duelan las lágrimas de los niños, es importante que sepas que el negarles ciertas cosas los prepara para asumir asertivamente las frustraciones de la vida. Los estás preparando para los retos que tiene la vida adulta, así que no tengas miedo en hacer lo correcto.

Las pataletas y berrinches son normales en la infancia y adolescencia. Tu como persona adulta tienes que ser capaz de entender esto y de manejar la situación sin perder la calma.

Perder la calma puede terminar en maltrato y con resultados adversos que a la larga no quieres.

Si quieres conocer más sobre nuestra fundación y cómo ayudamos a las niñas y niños vulnerados, visita nuestra página web.

Si sientes ganas de ayudarnos, contáctanos o visita nuestra página de donaciones haciendo clic aquí. Cada ayuda cuenta.

Tags